UNA NUEVA PRIMAVERA ESPIRITUAL


«Si se promueve la lectio divina con eficacia, estoy convencido de que producirá una nueva primavera espiritual en la Iglesia… La lectura asidua de la Sagrada Escritura acompañada por la oración permite ese íntimo diálogo en el que, a través de la lectura, se escucha a Dios que habla, y a través de la oración, se le responde con una confiada apertura del corazón… No hay que olvidar nunca que la Palabra de Dios es lámpara para nuestros pasos y luz en nuestro camino»

Benedicto XVI, 16 septiembre 2005

HISTORIA Y PASOS DE LA LECTIO DIVINA

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO





domingo, 15 de noviembre de 2015

El Papa repudió los atentados en París y dijo: "Esto no es humano", es una "Tercera Guerra Mundial a trozos"


El papa Francisco dijo hoy que los atentados de París "no tienen justificación ni religiosa ni humana". "Esto no es humano", agregó, en una breve declaración hecha al canal de televisión TV200, de la Conferencia Episcopal Italiana.

"Estoy conmovido y siento dolor. No entiendo estas cosas, son difíciles de entender, hechas por seres humanos. Por eso estoy conmovido, con dolor y rezo", declaró el pontífice por teléfono.

"Estoy muy próximo al pueblo francés tan amado, estoy cerca de los familiares de las víctimas y rezo por todos ellos", declaró en la entrevista.

Preguntado por si los ataques de París son una muestra de la "guerra mundial a trozos" de la que el pontífice ha hablado en repetidas ocasiones, el Papa respondió: "Este es un trozo, no hay justificaciones para estas cosas".
Anteriormente el papa había advertido que el mundo ya está viviendo un tercer conflicto bélico a escala mundial, el cual se está desarrollando de manera fragmentada a partir de conflictos, crímenes, masacres y destrucciones que recorren el planeta. Más temprano, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, se había referido a la conmoción que había producido en Francisco la noticia de lo sucedido en Francia. "El Papa ha acogido con consternación las noticias sobre los ataques terroristas en París que han causado al menos 120 muertos", dijo en declaraciones distribuidas por la emisora de la Santa Sede.

Lombardi expresó en nombre del Vaticano la "condena de la manera más radical" de los ataques y manifestó que se trata de una afrenta contra "la paz de toda la humanidad que requiere una reacción decidida y solidaria".


"Estamos siguiendo en el Vaticano las terribles noticias de París. Estamos consternados por esta nueva manifestación de violencia terrorista sin sentido y de odio que condenamos en el modo más tajante junto al Papa y a todas las personas que aman la paz. Rezamos por las víctimas y los heridos y por todo el pueblo francés", dijo el vocero.