UNA NUEVA PRIMAVERA ESPIRITUAL


«Si se promueve la lectio divina con eficacia, estoy convencido de que producirá una nueva primavera espiritual en la Iglesia… La lectura asidua de la Sagrada Escritura acompañada por la oración permite ese íntimo diálogo en el que, a través de la lectura, se escucha a Dios que habla, y a través de la oración, se le responde con una confiada apertura del corazón… No hay que olvidar nunca que la Palabra de Dios es lámpara para nuestros pasos y luz en nuestro camino»

Benedicto XVI, 16 septiembre 2005

HISTORIA Y PASOS DE LA LECTIO DIVINA

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO





domingo, 31 de enero de 2016

El método de la Lectio Divina y sus 10 pasos metodológicos.



 

  EL MÉTODO DE LA LECTIO DIVINA Y SUS 10 PASOS METODOLÓGICOS




La Lectio Divina
La lectio divina indica actualmente una forma tradicional de leer y meditar en la Palabra de Dios. La expresión lectio divina o lectio sacra no significa directamente una lectura cualquiera o un estudio de la Biblia con finalidades científicas, literarias, exegéticas o hermenéuticas, ni tampoco una forma de meditación tradicional, sino más bien una atención particular a la palabra revelada y a aquel que nos habla en ella, el mismo Dios. Su cualificación de «divina" indica que la lectio tiene como objeto la Palabra de Dios y que se hace en la presencia del Dios vivo, bajo la acción de su gracia. Supone una relación con el Padre que nos habla en su Verbo y con el Espíritu que es el maestro y el éxegeta de la Escritura, en comunión con toda la Iglesia.

Sigue...................

La Lectio Divina : la lectura orante del Evangelio del día. Shalom†

jueves, 28 de mayo de 2015

Lectio Divina (Método en 10 pasos): Viernes, 29 de Mayo, 2015: Evangelio según San Marcos. 11, 11-25. : (8ª Semana del Tiempo Durante el año - Ciclo B -)

LECTIO DIVINA DEL EVANGELIO DE LA 8ª SEMANA DEL TIEMPO DURANTE EL AÑO: VIERNES 29 DE MAYO 2015.

La "Lectio Divina"(Lectura Orante de la Palabra de Dios) es un método para leer, meditar, rezar, actuar y encarnar la Palabra de Dios en la vida diaria. El método consiste en 10 pasos progresivos muy fáciles de realizar y que permiten a cada cristiano entender y realizar la Voluntad de Dios.

1°. PREPARACIÓN:
Señor Jesús abre mis ojos y mis oídos a tu palabra.
que lea y escuche yo tu voz y medite tus enseñanzas,
despierta mi alma y mi inteligencia
para que tu palabra penetre en mi corazón
y pueda yo saborearla y comprenderla.

Dame una gran fe en ti
para que tus palabras sean para mí
otras tantas luces que me guíen hacia ti
por el camino de la justicia y de la verdad.

 Habla señor que yo te escucho
 y deseo poner en práctica tu doctrina,
 por que tus palabras son para mí, vida, gozo, paz y felicidad.
 Háblame Señor tu eres mi Señor y mi maestro
 y no escucharé a nadie sino a ti.  Amén

2°. LECTURA DEL EVANGELIO:
Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos. 11, 11-25
Jesús llegó a Jerusalén y fue al Templo; y después de observarlo todo, como ya era tarde, salió con los Doce hacia Betania. Al día siguiente, cuando salieron de Betania, Jesús sintió hambre. Al divisar de lejos una higuera cubierta de hojas, se acercó para ver si encontraba algún fruto, pero no había más que hojas, porque no era la época de los higos. Dirigiéndose a la higuera, le dijo: “Que nadie más coma de tus frutos”. Y sus discípulos lo oyeron. Cuando llegaron a Jerusalén, Jesús entró en el Templo y comenzó a echar a los que vendían y compraban en él. Derribó las mesas de los cambistas y los puestos de los vendedores de palomas, y prohibió que transportaran cargas por el Templo. Y les enseñaba: “¿Acaso no está escrito: ‘Mi Casa será llamada Casa de oración para todas las naciones’? Pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones”. Cuando se enteraron los sumos sacerdotes y los escribas, buscaban la forma de matarlo, porque le tenían miedo, ya que todo el pueblo estaba maravillado de su enseñanza. Al caer la tarde, Jesús y sus discípulos salieron de la ciudad. A la mañana siguiente, al pasar otra vez, vieron que la higuera se había secado de raíz. Pedro, acordándose, dijo a Jesús: “Maestro, la higuera que has maldecido se ha secado”. Jesús le respondió: “Tengan fe en Dios. Porque yo les aseguro que si alguien dice a esta montaña: ‘Retírate de ahí y arrójate al mar’, sin vacilar en su interior, sino creyendo que sucederá lo que dice, lo conseguirá. Por eso les digo: Cuando pidan algo en la oración, crean que ya lo tienen y lo conseguirán. Y cuando ustedes se pongan de pie para orar, si tienen algo en contra de alguien, perdónenlo, y el Padre que está en el cielo les perdonará también sus faltas”.
Palabra del Señor.

3°.MEDITACIÓN DEL EVANGELIO:

A. COMENTARIO INTRODUCTORIO
Jesús ya llega a Jerusalén.
Escuchamos hoy la acción simbólica en torno a la higuera estéril y la otra acción, no menos simbólica y valiente, de Jesús arrojando a los mercaderes del Templo.
La higuera no tenía frutos. No era tiempo de higos. Jesús se queja de esa esterilidad. Su lamento nos recuerda el poema de la viña estéril de Isaías 5. Jesús pronuncia unas palabras duras contra la higuera: «nunca jamás coma nadie de ti». En efecto, al día siguiente, la higuera se había secado. Si Jesús hizo este gesto es porque apuntaba a otra clase de esterilidad: es el pueblo de Israel, sobre todo sus dirigentes, el árbol que no da los frutos que Dios pedía. Israel es la higuera seca.
En medio del episodio de la higuera, al día siguiente, Marcos coloca la escena del Templo y el gesto de Jesús. También aquí no había motivo evidente para la ira de Jesús: los mercaderes que vendían animales para el sacrificio o cambiaban monedas, estaban en el atrio, contaban con todos los permisos de los responsables y no parecían estorbar el culto.
Lo que hace Jesús es, un gesto simbólico, no tanto contra los mercaderes, sino contra los responsables del Templo: lo que denuncia es la hipocresía del culto, hecho de cosas exteriores pero sin obras coherentes en la vida. El culto tiene que ir acompañado de la fidelidad a la Alianza.
Jesús quiere que el Templo sea «casa de oración para todos los pueblos», lugar de oración auténtica.
El evangelio de hoy termina, no sólo invitando a la oración llena de fe, sino también a la caridad fraterna, sobre todo el perdón de las ofensas.

B. REFLEXIÓN DEL PAPA FRANCISCO.
"La liturgia del día propone el Evangelio en el que Jesús expulsa a los mercaderes del Templo, porque han transformado la casa de oración en una cueva de ladrones. Y lo que hace Jesús es un gesto de purificación, el templo había sido profanado y con el Templo, el pueblo de Dios. Profanado con el pecado tan grave que es el escándalo.
La gente es buena, la gente iba al Templo, no miraba estas cosas; buscaba a Dios, rezaba... pero debía cambiar las monedas para las ofrendas. El pueblo de Dios no iba al Templo por esta gente, por los que vendían, pero iban al tempo de Dios y allí había corrupción que escandalizaba al pueblo. Por eso yo pienso en el escándalo que podemos causar a la gente con nuestra actitud, con nuestras costumbres no sacerdotales en el Templo: el escándalo del comercio, el escándalo de la mundanidad... Cuántas veces vemos que entrando en una iglesia, aún hoy, está ahí la lista de los precios, para el bautismo, la bendición, las intenciones para la misa. Y de todo esto el pueblo se escandaliza". (Cf. Homilía de Papa Francisco, 21 de noviembre de 2014, en Santa Marta).

4°. ORACIÓN: Dialogo con el Divino Maestro

¡Señor, cuánta seguridad me dan tus palabras! Has dado tu vida por mí y me ayudas con tu infinita misericordia a levantarme en cada caída. No dejes nunca que yo pierda de vista la meta a la que me llamas. Fortaléceme por medio de este Evangelio para que logre pasar de la divagación a la oración y pueda transformarme en un auténtico discípulo tuyo entre mis hermanos. Amén

Maestro,
quiero ser como un grano de trigo,
pequeña semilla,
que guarda en su interior
la posibilidad de ser pan,
para ofrecerse, sencillo, cotidiano,
a todo el que lo necesite.
Tú nos llamas a ser semilla, Señor.
Y la semilla,
que está llena de vitalidad y potencial,
debe morir a ser semilla
para convertirse en planta y crecer.
Tu vida nos muestra
que es posible morir para vivir.
Entregar todo para ser para los demás…
Pura ofrenda y donación.
Amén

5°. CONTEMPLACIÓN: Silencio ante la Palabra.

6°. CONSOLACIÓN: Es sentir íntimamente el "gusto" de la Palabra de Dios.

7°. DISCERNIMIENTO: Pensar y Discernir la Palabra.
¿A qué me invitan las palabras que el Evangelio me regala este día?
¿Qué actitudes me siento llamado a como discípulo-a de Jesús?

8°. COMPARTIR: Comparto la Palabra.

9°. DELIBERACIÓN: Tomo una decisión concreta iluminado por la Palabra.

10. ACCIÓN CONCRETA: Propósito del día.
Como dice san Pablo, "soy templo de Dios", entonces hoy me voy a preguntar: ¿El Señor se siente verdaderamente en casa en mi vida? ¿Le permito hacer “limpieza” en mi corazón para quitar los ídolos (es decir, actitudes, etc.)? 


SANTOS DE HOY - PIDAMOS LA INTERCESIÓN DE TODOS ELLOS
-Nuestra Señora de Ardents, Arras, Francia (1095)
-San Ademaro, Presbítero
-San Alejandro de Tento, Mártir
-San Amón de Egipto, Mártir
-San Andrés de Chio, Mártir
-San Aymar, Presbítero
-San Carelo o Canelo de Iconio, Mártir (Busco Estampa)

-San Cirilo de Cesarea, Mártir
-San Conón de Iconio, Mártir (Busco Estampa)
-San Conón de Isauria, Mártir
-San Eleuterio de Arcano, Abad
-San Esiquio Palatino de Antioquía, Mártir
-San Exuperancio de Rávena, Obispo (Busco Estampa)
-San Félix I, Papa (Diciembre 30)
-San Félix, Eremita (Busco Estampa)
-San Félix, Anacoreta Martir
-San Gencio, Mártir
-San Gerardo de Mâcon o Brou, Obispo y Monje (Busco Estampa)
-San Gisino, Mártir
-San Jocondo, Mártir
-San Juan de Atarés, Anacoreta
-San Justo de Urgell, Obispo, (Mayo 28)
-San Martirio de Trento, Lector y Mártir
-San Martory, Mártir
-San Maximino de Tréveris, Obispo y Confesor
-San Máximo de Verona, Obispo (Busco Estampa)
-San Olbiano, Obispo
-San Pedro Sans, Mártir
-San Restituto de Roma, Mártir
-San Senador de Milán, Obispo
-San Sisinio de Trento, Diácono y Mártir
-San Voto, Anacoreta Mártir
-San Voto, Eremita (Busco Estampa)
-Santa Bona de Pisa, Virgen Peregrina
-Santa Marmesia, Confesora
-Santa Restituta, Mártir
-Santa Sofía, Mártir
-Santa Teodosia de Cesarea, y 12 Nobles Matronas Mártires
-Santa Teodosia de Constantinopla, Mártir
-Santa Úsula Ledóchowska, Fundadora
-Santos Mártires de Umbría

Homilía (texto y video) de Papa Francisco en Santa Marta del Jueves 28 de mayo 2015: Papa explica los tres tipos de cristianos que hacen que la gente se aleje de Dios


Hay cristianos que alejan a la gente de Jesús porque piensan solo en su relación con Dios o porque son empresarios o mundanos o rigoristas. Y hay cristianos que escuchan realmente el grito de cuantos necesitan al Señor. Así lo ha asegurado el Santo Padre durante la homilía de Santa Marta.
De este modo, al comentar el Evangelio del ciego Bartimeo que grita a Jesús para ser sanado, mientas los discípulos le regañan para que no lo haga, el Papa ha enumerado tres tipos de cristianos. Hay cristianos que se ocupan solo de su relación con Jesús, una relación “cerrada, egoísta”, y no escuchan el grito de los otros. “Ese grupo de gente, también hoy, no escucha el grito de muchos que necesitan a Jesús. Un grupo de indiferentes: no escuchan, creen que la vida sea su grupito; están contentos; están sordos al clamor de tanta gente que necesita salvación, que necesita la ayuda de Jesús, que necesita de la Iglesia. Esta gente es egoísta, vive para sí misma. Son incapaces de escuchar la voz de Jesús”, ha explicado el Papa.
También ha hablado del grupo de los que escuchan este grito que pide ayuda, pero que lo quieren hacer callar. Como cuando los discípulos alejan a los niños para que no incomoden al Maestro. En este grupo están los “empresarios, que están cerca de Jesús”, están en el templo, parecen “religiosos”, pero “Jesús les expulsa, porque hacían negocios allí, en la casa de Dios”. Son esos que  --ha proseguido-- no quieren escuchar el grito de ayuda, sino que prefieren hacer sus negocios y usando al pueblo de Dios, usando a la Iglesia. Estos ‘empresarios’ alejan a la gente de Jesús. Y en este grupo están los cristianos que no dan testimonio. El Papa lo ha explicado así: “son cristianos de nombre, cristianos de salón, cristianos de recepciones, pero su vida interior no es cristiana, es mundana. Uno que se dice cristiano y vive como un mundano, aleja a los que piden ayuda a gritos a Jesús”.
Están los rigoristas, a quienes Jesús regaña porque que cargan mucho peso sobre los hombros de la gente. Jesús, ha recordado Francisco, les dedica todo el capítulo 23 de san Mateo. “Hipócritas, explotáis a la gente”, les dice Jesús. Y en vez de responder al grito que pide salvación alejan a la gente, ha subrayado el Santo Padre.
Y finalmente está el tercer grupo de cristianos, “los que ayudan a acercarse a Jesús”.  “Está el grupo de cristianos que tienen coherencia entre lo que creen y lo que viven, y ayudan a acercarse a Jesús, a la gente que grita, pidiendo salvación, pidiendo la gracia, pidiendo la salud espiritual por su alma”, ha precisado el Pontífice.

Para concluir, el Santo Padre ha recordado que "nos hará bien hacer un examen de conciencia para entender si somos cristianos que alejan a la gente de Jesús o la acercan, porque escuchamos el grito de muchos que piden ayuda para su salvación".

Tweet 534 de Papa Francisco al Pueblo de Dios. Jueves 28 de Mayo 2015: El cristiano no es testigo de una teoría, sino de una Persona: Cristo resucitado, que está vivo y es el único Salvador de todos.

Tweet 534 de Papa Francisco al Pueblo de Dios. 
Jueves 28 de Mayo 2015: 
El cristiano no es testigo de una teoría, sino de una Persona: 
Cristo resucitado, que está vivo y es el único Salvador de todos.

Sábado 30 de Mayo: Santa Juana de Arco

Santa Juana de Arco (Película hablada en español-latino - 1948- )

miércoles, 27 de mayo de 2015

Lectio Divina (Método en 10 pasos): Jueves, 28 de Mayo, 2015: Evangelio según San Marcos. 10, 46-52. : (8ª Semana del Tiempo Durante el año - Ciclo B -)

LECTIO DIVINA DEL EVANGELIO DE LA 8ª SEMANA DEL TIEMPO DURANTE EL AÑO: JUEVES 28 DE MAYO 2015: Memoria de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote

La "Lectio Divina"(Lectura Orante de la Palabra de Dios) es un método para leer, meditar, rezar, actuar y encarnar la Palabra de Dios en la vida diaria. El método consiste en 10 pasos progresivos muy fáciles de realizar y que permiten a cada cristiano entender y realizar la Voluntad de Dios.

1°. PREPARACIÓN:
Espíritu Santo, ilumina mi entendimiento, para que al leer y meditar el Evangelio de hoy, sienta la presencia de Dios Padre que se manifiesta a través de tu Palabra.
Abre mi corazón para darme cuenta del querer de Dios y la manera de hacerlo realidad en mis acciones de cada día. Instrúyeme en tus sendas para que, teniendo en cuenta tu Palabra, sea signo de tu presencia en el mundo. Amén 

2°. LECTURA DEL EVANGELIO:
Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos. 10, 46-52
Cuando Jesús salía de Jericó, acompañado de sus discípulos y de una gran multitud, el hijo de Timeo –Bartimeo–, un mendigo ciego estaba sentado junto al camino. Al enterarse de que pasaba Jesús, el Nazareno, se puso a gritar:
“¡Jesús, Hijo de David, ten piedad de mí!”. Muchos lo reprendían para que se callara, pero él gritaba más fuerte: “¡Hijo de David, ten piedad de mí!”. Jesús se detuvo y dijo: “Llámenlo”. Entonces llamaron al ciego y le dijeron: “¡Ánimo, levántate! Él te llama”. Y el ciego, arrojando su manto, se puso de pie de un salto y fue hacia él. Jesús le preguntó: “¿Qué quieres que haga por ti?”. Él le respondió: “Maestro, que yo pueda ver”. Jesús le dijo: “Vete, tu fe te ha salvado”. En seguida comenzó a ver y lo siguió por el camino.
Palabra del Señor

3°.MEDITACIÓN DEL EVANGELIO:
A. COMENTARIO INTRODUCTORIO

  • Ayer estábamos “en el camino” de Jerusalén. Hoy estamos a algunos kilómetros cerca: en Jericó. Desde allí hasta Jerusalén hay todavía 20 kms. de marcha cuesta arriba.
  • El camino de Jericó a Jerusalén es una larga “subida” por un camino muy brusco.
  • Jericó está situada a 200 metros bajo el nivel del mar y Jerusalén está a 800 metros sobre el nivel del mar.
  • Un mendigo ciego, Bartimeo, hijo de Timeo estaba sentado junto al camino.
  • Es un pobre, no puede trabajar, inmóvil, dependiente de los que le rodeaban. Pasa los días sentado al borde del camino, tendiendo la mano a los que pasan.
  • Ese día oyendo que pasaba Jesús de Nazaret, una esperanza desconocida lo levanta de su miseria: se pone a gritar.
  • Usa el título más popular para hablar del Mesías: “Hijo de David”. El Mesías era esperado por el pueblo como el que debía restablecer la realeza en Israel”.
  • La gente primero reacciona perdiendo la paciencia con el pobre que grita.
  • Bartimeo sólo pide un poco de compasión, pide poder ver.
  • Los que acompañan a Jesús lo quieren hacer callar creyendo que Jesús se debe ocupar sólo de las cosas de Dios, olvidando que es precisamente en los pobres como Bartimeo donde se manifiesta el amor de Dios.
  • Jesús se detiene...lo atiende y manda que se lo traigan.
  • La multitud “levanta” al enfermo y lo conduce a la presencia de Jesús.
  • El ciego suelta su manto, que era, sin duda, todo lo que poseía; rompe con su pasado y da un salto hacia la luz.
  • La ceguera de este hombre es en el evangelio de Marcos el símbolo de una ceguera espiritual e intelectual más grave.
  • La curación se convierte en signo para que los discípulos comprendan que es necesario tener una nueva mirada a fin de comprender lo que significa entregar la propia vida por los demás.
  • La historia de Bartimeo es nuestra propia historia, porque también nosotros estamos ciegos para muchas cosas, y Jesús está pasando junto a nuestra vida.
  • Todos somos ciegos de nacimiento, pero no todos somos tinieblas. Cuando queremos ver y reconocemos la ceguera ya comenzamos a ver algo.
  • A menudo tenemos deformaciones de nuestro modo de ver las cosas y los demás.
  • Tenemos una imagen falseada, y superficial.
  • Y esta deformación nos lleva a ser injustos, duros, cerrados, a juzgar por las apariencias, a confundir nuestro punto de vista con la verdad, nuestros intereses con el Bien y nuestro mundo con el mundo.
  • La verdadera imagen del hombre y del mundo se nos han revelado a través de Jesús de Nazaret, la luz que ha venido a este mundo. Su luz nos da esta mirada nueva que nos muestran al hombre, al mundo y a Dios en su verdad más plena.
  • El paso de Jesús por nuestra vida se hace luz que nos cura de la ceguera, nos libera de todas las visiones deformadas.
  • Es la Luz verdadera que ilumina a todo hombre que sea capaz de aceptarla.
  • La luz de Jesús es empezar un camino y un estilo de vida nuevos.
  • Vivir en la luz significa: vivir y luchar por la bondad, por la justicia, por la verdad, que son los frutos de la luz.
  • Si de verdad nos dejamos iluminar por la luz de Jesús, si caminamos en su luz, seremos sus discípulos.
  • Esta es nuestra grandeza y nuestra responsabilidad. Estamos llamados -siguiendo el ejemplo de Jesús a reflejar en el mundo su luz.
  • Jesús quiere que vivamos sin miedo, siendo testigos de la luz frente a toda la oscuridad que hay en nosotros mismos y a nuestro alrededor.
B. REFLEXIÓN DEL PAPA EMÉRITO BENEDICTO XVI.
Leemos que, mientras el Señor pasa por las calles de Jericó, un ciego de nombre Bartimeo se dirige a él gritando con fuerte voz: "Hijo de David, ten compasión de mí". Esta oración toca el corazón de Cristo, que se detiene, lo manda llamar y lo cura. El momento decisivo fue el encuentro personal, directo, entre el Señor y aquel hombre que sufría. Se encuentran uno frente al otro: Dios, con su deseo de curar, y el hombre, con su deseo de ser curado. Dos libertades, dos voluntades convergentes: "¿Qué quieres que te haga?", le pregunta el Señor. "Que vea", responde el ciego. "Vete, tu fe te ha curado". Con estas palabras se realiza el milagro. Alegría de Dios, alegría del hombre... La fe es un camino de iluminación: parte de la humildad de reconocerse necesitados de salvación y llega al encuentro personal con Cristo, que llama a seguirlo por la senda del amor» (Benedicto XVI, Papa emérito, 29 de octubre de 2006).

4°. ORACIÓN: Dialogo con el Divino Maestro
El ciego Bartimeo
sabía que ahí estabas…
¡Pero no podía verte!
y te imploraba, y gritaba…
… hasta que Tú, al fin, lo sanaste,
y vio la luz y el amor,
y la vida… y el color…
… y te alababa… y te amaba… y saltaba… y cantaba…

Yo, Señor y Maestro, también sé que estás aquí,
muy cerquita de mí
en la viña de mi vida…
… ¡pero mis ojos no te ven, no te palpan!

¡Abre mis ojos, Señor!
Yo quiero verte,
yo quiero ser tu fuente sonriente…
¡Toca, Jesús, mi vida!
Yo quiero sentirte, ser tu discípulo.
Yo quiero servirte…
¡Poda en mi viña las parras!
Que sólo den ramas dulces,
¡No más uvas amargas!
Yo quiero alabarte,
yo quiero amarte.
Amén

5°. CONTEMPLACIÓN: Silencio ante la Palabra.

6°. CONSOLACIÓN: Es sentir íntimamente el "gusto" de la Palabra de Dios.

7°. DISCERNIMIENTO: Pensar y Discernir la Palabra.
¿Desde qué luz percibimos la realidad?
¿Nos dejamos iluminar por la luz de Jesús?
¿Aceptamos la luz de Jesús para empezar un camino y un estilo de vida distintos?

8°. COMPARTIR: Comparto la Palabra.

9°. DELIBERACIÓN: Tomo una decisión concreta iluminado por la Palabra.

10. ACCIÓN CONCRETA: Propósito del día.
Hoy voy  a revisar atentamente todas mis cegueras y pediré al Señor, con la misma fe de Bartimeo, que me sane. Buscaré de mirar la vida y a mis hermanos con los mismos ojos del Maestro.

SANTOS DE HOY - PIDAMOS LA INTERCESIÓN DE TODOS ELLOS
-Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote
Nuestra Señora de Hornuez
-Fiesta de las Reliquias de Nuestra Señora, Venecia, Italia
-San Bernardo de Aosta o Menthon, Archidiácono Monje (Junio 15)
-San Carauno o Cerauno de Chartres, Mártir
-San Cherón, Mártir
-San Crescente, Mártir
-San Dioscórides, Mártir
-San Dioscórido, Mártir
-San Eladio, Mártir
-San Elconida, Mártir
-San Emilio de Cerdeña, Mártir
-San Eugenio, Confesor
-San Feliciano, Mártir
-San Félix, Mártir
-San Germán de París, Obispo
-San Guillermo de Gellone, Monje
-San Heladio, Mártir
-San Helicónides, Mártir
-San Ignacio de Rostov, Obispo
-San Juan de Jesús María, Religioso.
-San Justiniano, Confesor
-San Justo de Urgell, Obispo
-San Juvenal, Obispo
-San Lanfranco, Arzobispo
-San Luciano, Mártir
-San Manviano, Obispo
-San Nicéforo, Obispo
-San Pablo Hanh, Mártir
-San Podio, Obispo
-San Ponto de Florencia, Obispo y Confesor
-San Príamo, Mártir
-San Senador, Obispo
-San Teódulo, Confesor
-San Víctor, Mártir
-Santa Helcónides o Eliconide, Virgen y Mártir
-Santa Eubaldesca, Monja
-Santa Ubaldesca Taccini, Virgen Monja

-Santos Monjes Mártires de los sarracenos

Audiencia general y catequesis (texto y video) de Papa Francisco - Miércoles 27 de Mayo 2015: El noviazgo es el tiempo en que los novios deben trabajar sobre el amor como artesanos.

(Radio Vaticano).- En su catequesis de la audiencia general – celebrada el último miércoles de mayo en la Plaza de San Pedro y ante la presencia de varios miles de fieles y peregrinos procedentes de numerosos países – el Papa Francisco, prosiguió sus reflexiones sobre la familia y la vida real, centrándose, en esta ocasión, en el noviazgo, llamado a poner las bases de un proyecto de amor común asumido con plena conciencia.
Hablando en italiano el Santo Padre explicó que la misma palabra “noviazgo”, tiene que ver con la confianza, la confidencia y la fiabilidad. Confidencia con la vocación que Dios da – dijo también Francisco – porque el matrimonio es, ante todo, el descubrimiento de una llamada de Dios.
Tras destacar que es una cosa bella que hoy los jóvenes puedan elegir casarse basándose en el amor recíproco, el Papa afirmó que precisamente la libertad del vínculo requiere una consciente armonía de la decisión, y no sólo una relación basada en la atracción o el sentimiento. Porque como explicó elObispo de Roma, el matrimonio, como vocación, establece una alianza tan sólida y duradera, que hace de dos vidas una sola, un auténtico milagro de la libertad humana y de la gracia de Dios.
El Papa también recordó que semejante alianza no se improvisa. De ahí que el noviazgo cree las condiciones favorables para que el hombre y la mujer se conozcan a fondo, para que maduren la decisión responsable por algo tan grande, que no se puede comprar ni vender. Mientras la cultura consumista del “usar y tirar” y del “todo y enseguida”, imperante en nuestra sociedad suele tender a convertir el amor en un objeto de consumo, que no puede constituir el fundamento de un compromiso vital.
Por eso Francisco dijo que la Iglesia, en su sabiduría, precisamente para proteger la profundidad del sacramento ha preservado la distinción entre el noviazgo y el matrimonio. Y, de hecho, los cursos prematrimoniales constituyen una expresión de su solicitud por la preparación de los esposos.
El Santo Padre concluyó afirmando que el tiempo del noviazgo puede llegar a ser un tiempo de iniciación a la sorpresa de los dones espirituales con los que el Señor, a través de la Iglesia, enriquece el horizonte de la nueva familia que se dispone a vivir en su bendición.

Texto de la catequesis del Papa Francisco sobre el noviazgo

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!
Continuando con estas catequesis sobre la familia, hoy quisiera hablar del noviazgo. El noviazgo tiene que ver con la confianza, la familiaridad, la confiabilidad. Confianza con la vocación que Dios dona, porque el matrimonio es, antes que nada, el descubrimiento de una llamada de Dios.
  Continúa

martes, 26 de mayo de 2015

Flauta de pan - Música instrumental para meditar y acompañar la meditación de la Lectio Divina

Lectio Divina (Método en 10 pasos): Miércoles, 27 de Mayo, 2015: Evangelio según San Marcos. 10, 32-45. : (8ª Semana del Tiempo Durante el año - Ciclo B -)

LECTIO DIVINA DEL EVANGELIO DE LA 8ª SEMANA DEL TIEMPO DURANTE EL AÑO: MIÉRCOLES 27 DE MAYO 2015: Memoria de San Agustín de Cantorbery, obispo. 

La "Lectio Divina"(Lectura Orante de la Palabra de Dios) es un método para leer, meditar, rezar, actuar y encarnar la Palabra de Dios en la vida diaria. El método consiste en 10 pasos progresivos muy fáciles de realizar y que permiten a cada cristiano entender y realizar la Voluntad de Dios.

1°. PREPARACIÓN:
Espíritu Santo, ilumina mi entendimiento, para que al leer y meditar el Evangelio de hoy, sienta la presencia de Dios Padre que se manifiesta a través de tu Palabra.
Abre mi corazón para darme cuenta del querer de Dios y la manera de hacerlo realidad en mis acciones de cada día. Instrúyeme en tus sendas para que, teniendo en cuenta tu Palabra, sea signo de tu presencia en el mundo. Amén

2°. LECTURA DEL EVANGELIO:
Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos. 10, 32-45
Mientras iban de camino para subir a Jerusalén, Jesús se adelantaba a sus discípulos; ellos estaban asombrados y los que lo seguían tenían miedo. Entonces reunió nuevamente a los Doce y comenzó a decirles lo que le iba a suceder: “Ahora subimos a Jerusalén; allí el Hijo del hombre será entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas. Lo condenarán a muerte y lo entregarán a los paganos: Ellos se burlarán de él, lo escupirán, lo azotarán y lo matarán. Y tres días después, resucitará”. Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, se acercaron a Jesús y le dijeron: “Maestro, queremos que nos concedas lo que te vamos a pedir”. Él les respondió: “¿Qué quieren que haga por ustedes?”. Ellos le dijeron: “Concédenos sentarnos uno a tu derecha y el otro a tu izquierda, cuando estés en tu gloria”. Jesús les dijo: “¡No saben lo que piden! ¿Pueden beber el cáliz que yo beberé y recibir el bautismo que yo recibiré?”. “Podemos”, le respondieron. Entonces Jesús agregó: “Ustedes beberán el cáliz que yo beberé y recibirán el mismo bautismo que yo. En cuanto a sentarse a mi derecha o a mi izquierda, no me toca a mí concederlo, sino que esos puestos son para quienes han sido destinados”. Los otros diez, que habían oído a Santiago y a Juan, se indignaron contra ellos. Jesús los llamó y les dijo: “Ustedes saben que aquéllos a quienes se considera gobernantes dominan a las naciones como si fueran sus dueños, y los poderosos les hacen sentir su autoridad. Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande que se haga servidor de ustedes, y el que quiera ser el primero que se haga servidor de todos. Porque el mismo Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud”.
Palabra del Señor.

3°.MEDITACIÓN DEL EVANGELIO:
A. COMENTARIO INTRODUCTORIO

  • Camino a  Jerusalén, ya cerca de la ciudad, Jesús «va delante» consciente de su destino. Su muerte no es un accidente fortuito en su vida. El sube voluntariamente a Jerusalén, el lugar de su  Pasión.
  • En Jerusalén se manifestará plenamente el poder de Dios en la absoluta debilidad.
  • El final es la resurrección y en ese camino anuncia por tercera vez su pasión.
  • Al anuncio de la pasión sucederá la incomprensión, para dar paso a la enseñanza.
  • Con este trasfondo, la petición de “Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo” pretende tergiversar el contenido del mensaje del Reino.
  • Los dos hermanos quieren sentarse a la derecha y a la izquierda, buscan lugares de poder.
  • Jesús plantea la entrega de la propia vida, y ellos de forma absurda pretenden el poder de los primeros puestos.
  • La petición viene muy bien presentada bajo forma de fidelidad, de adhesión y amistad, sentimientos que seguramente tendrían estos dos apóstoles, pero mezclados con su ambición personal, sus deseos de honores y poder.
  • Jesús tratará de hacerles comprender que el camino para alcanzar la gloria es el suyo. Para estos usará los símbolos el cáliz como imagen de la renuncia y el sacrificio y el bautismo como imagen de la purificación por la muerte y el comienzo a una nueva existencia.
  • Los “hijos del trueno” pidieron un trono de poder y Jesús les ofrece llevar adelante la causa del reino hasta la entrega de la propia vida.
  • Los otros diez se llenan de indignación, no porque creyeran que la petición hubiera sido inconveniente, sino porque esos dos se les habían adelantado.
  • Jesús aprovecha para anunciarles la verdad evangélica sobre la autoridad y el servicio.
  • Jesús con su respuesta pone una vez más la entrega de la propia vida como base de todo seguimiento Se pone a sí mismo como el modelo porque «El Hijo del Hombre no ha venido para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por todos».
  • Para Jesús, el camino de la cruz no es ante todo “sufrir” sino “servir”. Y es la regla de la nueva comunidad de los discípulos.
  • El mismo Jesús con su vida, y en el acto supremo de entregarla libremente a la muerte, introduce esta novedad de la autoridad como servicio.
  • Servicio que es expresión de la libertad que da el auténtico amor.
  • Es libre quien sirve a Dios y a los hermanos, como Cristo, por amor.
  • Los cristianos no podemos entender la autoridad como la de “los jefes de los pueblos”, porque esos, según la dura descripción de Jesús «los tiranizan y los oprimen».
  • Si examinamos con honestidad y sinceridad nuestro ejercicio del poder, descubrimos que tendemos a dominar y no a servir, que en el pequeño o gran espacio en el que ejercemos nuestra autoridad nos comportamos como los que tiranizan y oprimen.
  • Los discípulos tenemos que entender toda autoridad como servicio y entrega por los demás: «el que quiera ser primero, sea esclavo de todos», exige muchas veces renuncia, esfuerzo, sacrificio. Como tiene que sacrificarse, el deportista para ganar, el labrador para cosechar, el estudiante para aprobar, los padres para sacar la familia adelante.
  • Si bien el mundo de hoy nos invita a huir del dolor y el sufrimiento, los que queremos seguir al Señor necesitamos aceptar su evangelio con la cruz pero....la propuesta de la cruz no se basa en la cruz misma asumida con una actitud masoquista, sino en la construcción de un mundo nuevo, que inevitablemente supone la cruz del trabajo, de la lucha, de la incomprensión y de la persecución.
  • Buscar los últimos lugares para ser servidor de todos, sólo tiene sentido desde la perspectiva y el ejemplo de Jesús que dando su vida, abrió paso a una nueva realidad de vida entre los hombres.

B. REFLEXIÓN DEL PAPA FRANCISCO.
«Juan y Santiago, le piden sentarse, en su gloria, uno a su derecha y otro a su izquierda, lo que provocó una discusión entre los demás sobre quién era el más importante en la Iglesia. La tentación de los discípulos es la misma de Jesús en el desierto, cuando el demonio se había acercado para proponerle otro camino. […]
Una Iglesia que solo piensa en los triunfos, en los éxitos, que no sabe aquella regla de Jesús: la regla del triunfo a través del fracaso, el fracaso humano, el fracaso de la Cruz. Y esta es una tentación que todos tenemos.
Recuerdo que una vez, que estaba en un momento oscuro de mi vida espiritual y le pedía una gracia al Señor. Luego me fui a predicar los ejercicios a unas religiosas y el último día se confiesan. Y vino a confesarse una monja anciana, con más de ochenta años, pero con los ojos claros y brillantes: era una mujer de Dios. Al final vi en ella a una mujer de Dios, a la que le dije: «Hermana, como penitencia, ore por mí, porque necesito una gracia. Si usted se lo pide al Señor, me la concederá con toda seguridad». Se detuvo un momento, como si orara, y me dijo: «Claro que el Señor le dará la gracia, pero no se engañe: lo hará a su divina manera». Esto me hizo muy bien. Sentir que el Señor siempre nos da lo que pedimos, pero a su divina manera. Y la divina manera es hasta el extremo. La divina manera consiste en la cruz, pero no por masoquismo: ¡no, no! Sino por amor. Por amor hasta el extremo".
Pidamos al Señor la gracia de no ser una iglesia a mitad de camino, una Iglesia triunfalista, de grandes éxitos, sino de ser una Iglesia humilde, que camina con decisión, como Jesús. Adelante, adelante, adelante... Un corazón abierto a la voluntad del Padre, como Jesús. Pidamos esta gracia. (Cf Homilía de Papa Francisco, 29 de mayo de 2013, en Santa Marta).

4°. ORACIÓN: Dialogo con el Divino Maestro
Ven, Espíritu de Jesús!
Enséñanos a vivir unidos,
ayúdanos a zanjar diferencias,
revélanos el mejor camino
para ser fieles al Padre.
Descubre nuestros errores,
nuestras falencias,
nuestros orgullos y pecados,
conviértenos.
Haz que vivamos para servir,
sin ansías de poder,
sin “transas” con el poder.
Enséñanos a andar junto al pueblo,
arrimando nuestra levadura,
que es tu vida,
tus opciones, tus preferencias.
Enséñanos a aprender de otros
que dan su vida
para que las cosas cambien
y haya más justicia en este mundo.

Espíritu de Jesús,
Espíritu Santo de Dios,
fuerza de vida nueva,
aliéntanos,
danos esperanza,
construye
un corazón nuevo en cada uno
para que hagamos juntos
la gran fraternidad
soñada, vivida, ofrecida
por la entrega de Jesús
y confirmada por el Padre
en la Resurrección.

Ven a nosotros,
para que aprendamos
a ser comunidad,
para que cambiemos de vida,
para que sigamos a Jesús,
¡Ven, Espíritu, Ven!
Amén

5°. CONTEMPLACIÓN: Silencio ante la Palabra.
6°. CONSOLACIÓN: Es sentir íntimamente el "gusto" de la Palabra de Dios.

7°. DISCERNIMIENTO: Pensar y Discernir la Palabra.
¿Aceptamos el evangelio de Jesús con todo?... ¿Incluido la Cruz?
¿Seguimos el ejemplo de Jesús que dio su vida?
¿Cómo entendemos la autoridad?

8°. COMPARTIR: Comparto la Palabra.
9°. DELIBERACIÓN: Tomo una decisión concreta iluminado por la Palabra.

10. ACCIÓN CONCRETA: Propósito del día.
Hoy voy  a revisar dónde guardo mi ropa para regalar algo de lo que no uso y especialmente lo que tengo de más....

SANTOS DE HOY - PIDAMOS LA INTERCESIÓN DE TODOS ELLOS
-Nuestra Señora de Valdejimena - Horcajo (Salamanca)
-San Acacio, mártir


-San Agustín de Canterbury, obispo
-San Alipio, mártir
-San Atanasio Bazzekuketta, mártir
-San Boecio, mártir
-San Bruno de Würzburg, obispo
-San Cirilo, mártir
-San Clemente, monje
-San Cuadrado, mártir
-San Dídimo, mártir
-San Elías, mártir
-San Estratónico, mártir
-San Eutropio de Orange, obispo
-San Evangelio, mártir
-San Fanuro, mártir
-San Federico, obispo y mártir
-San Gausberto, abad
-San Gonzaga Gonza, mártir
-San Hildeberto, obispo
-San Juan el Ruso, confesor
-San Julio Doróstoro de Misia, Mártir
-San Luciano, mártir
-San Oliverio, confesor
-San Ranulfo de Arras, mártir
-San Restituto de Roma, mártir
-San Símaco, mártir
-San Teopépido, mártir
-San Teraponto, mártir
-San Valencio, Mártir
-San Zótico, mártir
-Santa Bárbara Kim, mártir
-Santa Bárbara Yi, mártir
-Santa María Bartolomé, virgen
-Santa Restituta de Sora, mártir
-Santa Teodora, mártir


Francisco: "Es una necesidad interior, tengo que estar sostenido por la oración del pueblo". Entrevista al diario argentino ‘La Voz del pueblo’

(Radio Vaticano).- “Porque lo necesito. Yo necesito que me sostenga la oración del pueblo. Es una necesidad interior, tengo que estar sostenido por la oración del pueblo”, lo ha indicado el Papa Francisco en una entrevista concedida al diario argentino ‘La Voz del pueblo’ publicada el domingo 24 de mayo, solemnidad de Pentecostés.
El Papa argentino explica cómo ve a su país desde el Vaticano y recalca que no sigue la evolución de la política en el país:
¿Cómo ve a la Argentina desde el Vaticano?
“Como un país de muchas posibilidades y de tantas oportunidades perdidas. Como decía el cardenal Quarracino. Y es verdad. Somos un país que ha perdido tantas oportunidades a lo largo de la historia. Algo pasa, con toda la riqueza que tenemos…”
¿Sigue la evolución de la política en Argentina?
“No, para nada, corté acá la recepción de políticos porque me di cuenta de que algunos usaban eso y mi foto, aunque también es cierto que algún otro ni dijo que había estado conmigo y ni se sacó la foto. Pero para evitar eso, los políticos en audiencia privada, no. Si vienen van a las audiencias generales, los saludo. Pero no sé cómo van las elecciones ni quiénes son los candidatos. Me imagino quiénes deben ser los principales, pero no sé tampoco cómo van las tensiones...”
Por otro lado, el Obispo de Roma explica que “no es utópico pensar que se puede erradicar la pobreza” y asegura que los peores males que aquejan al mundo Pobreza, corrupción y la trata de personas.
¿Le gusta que lo cataloguen como el Papa pobre?
Si ponen después otra palabra, sí. “Pobre tipo”, por ejemplo… (se vuelve a reír con ganas). La pobreza es el centro del Evangelio. Jesús vino a predicar a los pobres, si vos sacás la pobreza del Evangelio no entendés nada, le sacás la médula.
¿No es utópico pensar en que se puede erradicar la pobreza?
Sí, pero las utopías nos tiran para adelante. Sería triste que un joven o una joven no las tuviera. Hay tres cosas que tenemos que tener todos en la vida: memoria, capacidad de ver el presente y utopía para el futuro. La memoria no hay que perderla. Cuando los pueblos pierden su memoria está el gran drama de descuidar a los ancianos.
Capacidad de hermenéutica frente al presente, interpretarlo y saber por dónde hay que ir con esa memoria, con esas raíces que traigo, cómo la juego en el presente, y ahí está la vida de los jóvenes y adultos. Y el futuro, ahí está la de los jóvenes sobre todo y la de los niños. Con memoria, con capacidad de gestión en el presente, de discernimiento y la utopía hacia el futuro, que ahí se involucran los jóvenes. Por eso el futuro de un pueblo se manifiesta en el cuidado de los ancianos, que son la memoria, y de los niños y jóvenes, que son los que van a llevarla adelante.
Si yo corto mis raíces y me desmemorizo me va a pasar lo que le pasa a toda planta, me voy a morir; si yo vivo solamente un presente sin mirar la previsión a futuro, me va a pasar lo que le pasa a todo mal administrador que no sabe proyectar. La contaminación ambiental es un fenómeno de ese estilo. Tienen que ir las tres juntas, cuando falta alguna un pueblo empieza a decaer.
Por último, el Papa explica por qué pide frecuentemente que recen por él:
¿Por qué siempre repite "recen por mí"? 
Porque lo necesito. Yo necesito que me sostenga la oración del pueblo. Es una necesidad interior, tengo que estar sostenido por la oración del pueblo.
¿Cómo le gustaría que lo recuerden?
Como un buen tipo. Que digan: “Este era un buen tipo que trató de hacer el bien”. No tengo otra pretensión.
El texto completo de la entrevista está disponible en este link.

Para Radio Vaticano, MTC.

Homilía (texto y video) de Papa Francisco en Santa Marta del Martes 26 de mayo 2015: Es feo ver cristianos mundanos


(Radio Vaticano).- “Es feo ver a un cristiano” que quiere “seguir a Jesús y a la mundanidad”. Es la exhortación del Papa en su homilía de la Misa matutina celebrada en la capilla de la Casa de Santa Marta. En efecto el Pontífice subrayó que en su vida, un cristiano, debe hacer una elección radical, por lo que no puede existir “un cristianismo a medias”, no es posible tener “el cielo y la tierra”.
Pedro pregunta a Jesús qué habrían recibido los discípulos al seguirlo, una pregunta planteada después de que el Señor había dicho al joven rico que vendiera todos sus bienes en favor de los pobres. Francisco desarrolló su homilía a partir de este diálogo que es de gran actualidad.
Un cristiano no puede tener el cielo y la tierra, no hay que apegarse a los bienes
El Santo Padre observó que Jesús responde de una manera diversa de la esperada por los discípulos: no habla de riquezas, sino que en cambio promete la herencia del Reino de los cielos “pero con la persecución y con la cruz”:
“Por esto, cuando un cristiano está apegado a los bienes, hace el papelón de un cristiano que quiere tener las dos cosas: el cielo y la tierra. Es la piedra de toque, precisamente, es esto que dice Jesús: la cruz, las persecuciones. Esto quiere decir negarse a sí mismo, padecer cada día la cruz… Los discípulos tenían esta tentación, de seguir a Jesús pero después ¿cuál será la recompensa, al final, de este buen negocio? Pensemos en la mamá de Santiago y de Juan, cuando pidió a Jesús un lugar para sus hijos: ‘Ah, a éste me lo haces primer ministro y a éste ministro de economía…’, y surgió el interés mundano de seguir a Jesús”.
Pero después – subrayó Francisco – “el corazón de estos discípulos fue purificado”, en Pentecostés, cuando “entendieron todo”. Y añadió que “la gratuidad en el seguir a Jesús  es la respuesta a la gratuidad del amor y de la salvación que nos da Jesús”. Y cuando “se quiere ir tanto con Jesús como con el mundo, tanto con la pobreza como con la riqueza – dijo – esto es un cristianismo a medias, que quiere una ganancia material. Es el espíritu de la mundanidad”.
Riquezas, vanidad y orgullo nos alejan de Jesús
Aquel cristiano – afirmó el Papa evocando al profeta Elías, “cojea de las dos piernas” porque “no sabe lo que quiere”. Y  añadió que para entender esto es necesario recordar que Jesús nos anuncia que “los primeros serán los últimos y los últimos serán los primeros”, es decir “aquel que cree o que es el más grande” se debe convertir en “el servidor, en el más pequeño”:
“Seguir a Jesús desde el punto de vista humano no es un buen negocio: es servir. Lo dijo Él, y si el Señor te da la posibilidad de ser el primero, tú debes comportarte como el último, es decir en el servicio. Y si el Señor te da la posibilidad de tener bienes, tú debes comportarte en el servicio, o sea por  los demás. Son tres cosas, tres escalones que nos alejan de Jesús: las riquezas, la vanidad y el orgullo. Por esto las riquezas son tan peligrosas, porque te llevan inmediatamente a la vanidad y te crees importante. Y cuando te crees importante te la crees y te pierdes”.
Un cristiano mundano es un contra-testimonio
El camino que indica el Señor – dijo también el Papa Bergoglio –  es el del “despojamiento”, como hizo Él: “Quien es el primer de entre ustedes se haga siervo de todos”. Y agregó que a Jesús “este trabajo” con los discípulos “le costó tanto, tanto tiempo, porque no entendían bien”. Y entonces –  dijo –  “también nosotros debemos pedirle: ‘¿Nos enseñas este camino, esta ciencia del servicio? ¿Esta ciencia de la humildad? ¿Esta ciencia de ser los últimos para servir a los hermanos y a las hermanas de la Iglesia?”:

“Es feo ver a un cristiano, independientemente que sea laico, consagrado, sacerdote, obispo, es feo cuando se ve que quiere las dos cosas: seguir a Jesús y los bienes, seguir a Jesús y la mundanidad. Y esto es un contra-testimonio, y aleja a la gente de Jesús. Ahora continuamos la celebración de la Eucaristía pensando en la pregunta de Pedro. ‘hemos dejado todo: ¿cómo nos pagarás?’, y pensando en la respuesta de Jesús. El precio que Él nos dará es la semejanza a Él. Este será el ‘sueldo’. ¡Gran ‘sueldo’, asemejarse a Jesús!”