UNA NUEVA PRIMAVERA ESPIRITUAL


«Si se promueve la lectio divina con eficacia, estoy convencido de que producirá una nueva primavera espiritual en la Iglesia… La lectura asidua de la Sagrada Escritura acompañada por la oración permite ese íntimo diálogo en el que, a través de la lectura, se escucha a Dios que habla, y a través de la oración, se le responde con una confiada apertura del corazón… No hay que olvidar nunca que la Palabra de Dios es lámpara para nuestros pasos y luz en nuestro camino»

Benedicto XVI, 16 septiembre 2005

HISTORIA Y PASOS DE LA LECTIO DIVINA

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO





miércoles, 7 de octubre de 2015

Miércoles 7 de Octubre 2005: 3° día del Sínodo de la Familia

(Aci) Los obispos participantes del Sínodo sobre la Familia continúan los trabajos para reflexionar sobre los desafíos fundamentales que afectan a la institución más importante de la sociedad y de la Iglesia.
En una rueda de prensa ofrecida este miércoles en la Sala de Prensa de laSanta Sede, el Arzobispo de Filadelfia, Mons. Charles Chaput, el Arzobispo de la diócesis francesa de Lille Laurent Ulrich, y el Arzobispo de Ayacucho (Perú), Mons. Salvador Piñero, intervinieron junto al vocero del Vaticano, el P. Federico Lombardi.  
Esto fue lo que relataron:
Mons. Chaput:
- Los círculos menores (grupos de unas 20 personas por idiomas) comenzaron el martes por la tarde y continuaron en la mañana del miércoles.
- Se habló de los puntos del Instrumentum Laboris (documento de trabajo) y de cómo responder de forma realista a las diversas experiencias, considerando además que el texto podría no reflejar de manera clara todas las realidades presentes en el Sínodo.
- Hay una gran preocupación de los obispos por no afectar la sensibilidad de la gente, pero también para que quede clara la doctrina de la Iglesia.
- El Arzobispo expresó que existe una preocupación entre algunos obispos como él que no conocen el idioma italiano porque es probable que el documento final sea en ese lengua y sería además un gran aporte tener la relación (intervención inicial) del Cardenal Peter Erdo en inglés.
- El tema de los homosexuales sólo lo abordaron una o dos personas ayer, no se ha hablado de eso aún.
- Debemos tener confianza en la Iglesia y buscar evitar ver las cosas en clave “conspiradora” porque el Señor indica el camino.
- En el Encuentro Mundial de las Familias (se celebró en Filadelfia del 22 al 27 de octubre y contó con la presencia del Papa) tuvimos una experiencia maravillosa con unos 20.000 participantes. El evento tuvo un gran impacto en él y en el Sínodo. Muchos obispos han comentado lo positivo que ha sido, teniendo como objetivo defender la vida y la familia.
Mons. Ulrich:
- Existen tres grupos francófonos de trabajo.
- Se habló sobre lo problemas de las familias en África, que perturban el anuncio de la Buena Nueva en la sociedad africana.
- Hay diferencias culturales pero esas diferencias permiten que cada conferencia episcopal se exprese tal vez de manera distinta en la pastoral, pero recordando siempre que son católicas.
- El Sínodo no pone en juego la doctrina de la Iglesia.
Mons. Piñeiro:
- América es un pueblo con mucha fe. Nos une el amor a Jesús y en toda la región se evoca a María.
- Ahora queremos insistir en la belleza, en la llamada de Dios a la pareja para que sean esposos y padres, y cómo la Iglesia tiene que acompañar a las familias.
- Hay un ataque certero a la institución familiar. Existe un doble lenguaje. Por lo bajo, en nuestras legislaciones, se abren puertas para el divorcio civil y el aborto, y nosotros tenemos que apostar por la familia.
- Dios pudo escoger otros caminos pero escogió la familia para darse a conocer.

- El mejor lenguaje en los círculos menores es el del amor, pastores con gran preocupación por la familia, para presentar lo que significa cuidar un hogar y cuidar de la familia.