UNA NUEVA PRIMAVERA ESPIRITUAL


«Si se promueve la lectio divina con eficacia, estoy convencido de que producirá una nueva primavera espiritual en la Iglesia… La lectura asidua de la Sagrada Escritura acompañada por la oración permite ese íntimo diálogo en el que, a través de la lectura, se escucha a Dios que habla, y a través de la oración, se le responde con una confiada apertura del corazón… No hay que olvidar nunca que la Palabra de Dios es lámpara para nuestros pasos y luz en nuestro camino»

Benedicto XVI, 16 septiembre 2005

HISTORIA Y PASOS DE LA LECTIO DIVINA

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO





domingo, 1 de mayo de 2016

1 DE MAYO 2016: SAN JOSÉ OBRERO, PATRONO DE LOS TRABAJADORES, Y TAMBIÉN DE LOS QUE NO TIENEN TRABAJO Y BUSCAN UN TRABAJO DIGNO.


"Oración a San José Obrero para conservar el trabajo o pedir un trabajo digno."
¡Oh bendito Patriarca San José!,
insigne protector de todo aquel que lo solicita,
modelo de hombre justo y paciente,
ejemplo de virtud y santidad;
varón dotado de un alma tan noble
y un enorme corazón bondadoso
que con fe aceptaste
los designios de Dios,
y por amor fuiste el fiel Esposo
de la Madre del Señor.
Glorioso San José obrero,
que con el sudor de tu frente
y tus fuertes manos trabajadoras,
proporcionaste sustento a tu Familia,
en esta ocasión acudo
con plena confianza a ti
para que a través de tu Santa Esposa,
la Inmaculada Virgen María,
y por el amor dulce y paternal
que demostraste a
Nuestro Señor Jesucristo, me asistas en esta gran necesidad
que hoy me desespera y agobia:
acudo a ti para que me ayudes
a conservar mi lugar de trabajo (el que ya tiene trabajo y está en riesgo de perderlo),
a conseguir un trabajo digno (el que todavía no tiene trabajo),
que me permita cubrir
las necesidades de mi hogar,
un trabajo que me fortalezca
como ser humano, me sirva de relación
con Dios Nuestro Creador
y que sea un medio propicio
para mi santificación.

San José obrero,
por tu poderosa mediación
alcánzame de mi Dios y Señor
lo que tan urgente necesito,
y enséñame a amarlo y servirlo
como tú siempre lo hiciste.
Así sea